jueves, 3 de abril de 2008

“La vida es bella”

“La vida es bella” de Miguel Bose y Noa


Yo
Al verte sonreir (al verte sonreir)
Soy
El niño que ayer fui (el niño que ayer fui)
Si yo velo por tus sueños
El miedo no vendrá y asi sabrás lo bello que es vivir

Caen
Mis lágrimas al mar (mis lágrimas al mar)
Tu
No me veras llorar (no me veras llorar)
Es que solo tu alegria
Amanza mi dolor y asi yo se lo bello que es vivir

Lalalalalalala….

Si
Mi corazon siempre estará
Donde este tu corazón si tu no dejas de luchar
Y
Nunca pierdas la ilusión
Nunca olvides que al final habrá un lugar para el amor

Tu
No dejes de jugar (no dejes de jugar)
No (no)
No pares de soñar (nunca pares de soñar)

Que una noche la tristeza
Se ira sin avisar y al fin sabrás lo bello que es vivir

Lalalalala…

Que una noche la tristeza
Se ira sin avisar y al fin sabrás lo bello que es vivir
Se ira sin avisar y al fin sabrás lo bello que es vivir



No hay comentarios:

En alas de la paz...un mundo mejor habrá...

Las personas disponemos en nuestro interior, un potencial de energías innatas, una de ellas es la PAZ.

Este valor es intrínseco al ser humano, esto significa que no debe buscársela en el exterior.

A partir de que vivenciemos la paz a través de una experiencia interna, podemos descubrir su verdadero valor para proyectarla hacia fuera impregnando todas nuestras relaciones y actividades.

La paz así constituye un pilar, un cimiento donde edificar un mundo armonioso y constructivo, un universo d e entendimientos, de comunicación fluida, de equilibrio entre los seres humanos.



" En alas de la paz
abrigo a toda la humanidad,
siento que un mundo mejor vendrá"

Stella Maris Taboro



LXIX

Sueña
que la vida es sueño
y soñando sueña
que la humanidad
aprendió a perdonar.

Sueña
que la vida es sueño
y que el sueño
se hizo verdad.


Stella Maris Taboro

(de Burbujas del alma)

CCLXIII

Quiero hacer versos
que lleven la fuerza de los volcanes,
que lleguen a los corazones,
que los corazones se hagan lavas de volcán
y que rieguen los valles de la humanidad
para que crezcan capullos eternos
de hermandad.

(de " Burbujas del alma" )